El sellado por inducción puede satisfacer las demandas de los consumidores y los entes reguladores, explica Darren Dodd, Director de Marketing y Servicios de Selig.